Coaching de Parejas y Relaciones Lleida

¿Son el ponerse a la defensiva, el menosprecio, la impasibilidad o la culpabilización, conductas habituales? ¿La toma de decisiones es algo doloroso para ti o tu soci@? ¿Afrontáis algo incómodo que ya suena a constante en vuestra relación? ¿El color que define vuestra pareja es un gris, que no os gusta? ¿El sexo no fluye del modo en que lo disfrutáis? ¿Cuando estáis juntos surge el inevitable conflicto y cuando os separáis se diluye? ¿Es la familia un motivo de preocupación? ¿Queréis avanzar en el modo en que os relacionáis? ¿Hay un cambio que algun@ no está dispuesto a tratar? ¿Es la comunicación algo anecdótico? ¿No sabéis cómo pasar juntos por un problema?

La Inteligencia Emocional no es algo que nos hayan enseñado a tod@s durante nuestra educación. Aún así a veces nos relacionamos de un modo que no sólo no nos satisface sino que nos hace sentir mal. Otras veces, es a raíz de un cambio cuando las cosas se empiezan a poner feas. Y así podríamos encontrar muchas más situaciones que nos aportan “dolores de cabeza”, eso es debido a que la dimensión de las relaciones tiene vida propia. En ocasiones la salud de la relación radica en que sus componentes se separen.

No se trata tanto de “arreglar relaciones” como de alinearse hacia el siguiente paso de la propia relación.

Si no os queréis resignar a la agonía de lo que estáis viviendo, y estáis dispuestos a afrontar el conflicto, soy un punto de apoyo. Sí, es algo que es muy íntimo y puede dar la sensación de un salto al vacío, aún así

¿vale la pena probar? Aquí me tenéis.

 

El coaching de relaciones, aplicado al desarrollo de parejas, socios e incluso familias, consiste en combinar el trabajo sobre la propia relación (no sólo enfocados en cada una de sus partes) con la educación sobre la naturaleza de los conflictos relacionales. Integra aspectos como la comunicación, los comportamientos tóxicos, la alineación, el camino de las relaciones, la gestión del cambio e incluso también parte de la Inteligencia Emocional. Está enfocado en acompañar a las relaciones a dar el paso más allá del conflicto.

En general, ¿Cómo funciona?
  1. Me llamáis, -o me llamas, sé que a veces es complicado que los dos empecéis alineados en esto- (Hablamos un poco, y quedamos)
  2. Primera sesión, o Sesión de Descubrimiento (2-3 horas de duración, orientada a definir cómo es la mejor manera de trabajar juntos)
  3. Resto de sesiones (Hasta 1’5 horas de duración, combina distintas técnicas de coaching, suele haber compromisos -“deberes”- a llevar a cabo por vuestra cuenta)
  4. Sesión/es de día completo en la naturaleza (Una intensa experiencia en la que emplearemos un paseo, trekking o el kayak durante una sesión muy especial)
Consideraciones
  1. Son básicas la Seguridad, Honestidad y Confidencialidad en las sesiones.
  2. Recomiendo no dilatar más de tres semanas una sesión de la siguiente.
  3. El proceso de coaching requiere de tiempo para que el cliente integre todos los cambios que ha desarrollado. Sugiero un mínimo de entre 6 y 9 sesiones.
  4. Si un cliente combina el trabajo conmigo con el que lleva a cabo con un/a psicólog@, o terapeuta, es necesario comunicarlo a ambos. Facilitaré mis datos de contacto.
  5. El proceso de coaching puede ser anulado por parte de ambos (cliente y coach) en cualquier momento.
¿Qué me hace diferente como Coach?