Cómo mejorar la autoestima: Preparar el camino

¿Quieres mejorar la Autoestima? Aquí presentamos qué tener presente para empezar a mejorar la autoestima en adolescentes y adultos. Aspectos útiles a tener en cuenta para preparar un camino que va a requerir altas dosis de Inteligencia Emocional, diversión, retos, cierto orden y fe, en uno mismo y en los demás.

¿Qué es la autoestima? La autoestima es la valoración que tenemos de nosotros mismos en un momento dado. Esa evaluación que cada un@ tiene de sí mism@ que a la vez  se nutre y propicia tanto sensaciones como situaciones.

Autoestima

Es, por lo tanto, algo que fluye según la interpretación que hacemos de la  información que obtenemos de cada momento, tanto de ahí fuera como de nuestro interior. Y al mismo tiempo algo que nos predispone ante nuevas experiencias y las vivencias que tengamos de ellas. Abarca varios factores intrínsecos de la Inteligencia Emocional.

Tras esta introducción es importante matizar si el interés que tienes, lector, sobre el artículo radica en mejorar la autoestima o en ayudar a alguien a mejorar la suya. Exigirá, en cualquier caso el ejercicio de abstraerse por unos instantes y tratar de observar la visión general que ofrece este artículo. Deja tu vocecilla y las conclusiones para cuando hayas acabado de leer y estarás más predispuesto a sacarle el jugo.

 

 Es normal atravesar periodos de tiempo más flojos, has de saber que  se puede mejorar la autoestima, a cualquier edad.  Se le suele asignar mayor criticidad a la baja autoestima cuando surge en niños o adolescentes, pues se considera que es entonces cuando mayor potencial de desarrollo tenemos. Por lo que a su vez es también frecuente encontrar adultos que no reconocen estar pasando por un periodo de baja autoestima, creyendo que son demasiado “adultos” como para cambiar o llegar a sentirse mejor. En cualquier caso podemos decir que la autoestima es como una bola con inercia, que se va forjado por diversos factores durante el desarrollo de una persona (infancia, adolescencia, edad adulta) y que puede cambiar si le dedicamos atención y trabajo durante unos cuantos meses.

El impacto de un estado de baja autoestima puede afectar no sólo a la persona en cuestión, sino también a quienes le rodean y al contexto o clima  exterior. Y a la inversa. Adquiere, por lo tanto, una dimensión sistémica; nos será útil tenerlo en cuenta de cara a mejorar la autoestima. Es decir, se trata de mirar el asunto con amplitud de miras no sólo poniendo el foco en uno mismo, ni tan sólo en los demás o en el contexto, más bien en su conjunto. De algún modo se trata de ganar perspectiva.

La realidad es un concepto relativo. Ante un mismo acontecimiento la vivencia y su posterior valoración, pueden ser tan diversos como personas a las que se les pregunte.

 

Quien tiene una baja autoestima, en un momento dado, además de tener malas e incómodas sensaciones –como la que por ejemplo aporta la ansiedad-, siente poca confianza en sí mismo,  es muy sensible a sus limitaciones  y puntos débiles preconcebidos y poco a los fuertes. Tiende a actitudes muy conservadoras ante el riesgo, mejor no ganar nada que afrontar la posibilidad de perder. Imagina unas “gafas” que al ponértelas, te hiciesen sentir desganado, sin grandes sueños, un tanto desgraciado y atrapado bajo un disfraz. Son las que lleva puestas durante todo el día.

Con tal de hacernos a una idea de lo que puede implicar tener la autoestima baja, imaginemos ahora como responderías a una situación en la que con esas “gafas de la baja autoestima” puestas:

  • Siendo niño, se te ha olvidado la bolsa de la comida en casa.
  • Siendo adolescente, te hacen salir a exponer algo frente al resto de alumnos.
  • Siendo adulto, tu pareja te transmite lo mucho que te necesita y depende de ti.
  • Siendo padre, a tu hijo le van mal los estudios o el trabajo.

Para remarcar la diferencia, imagina cómo responderías a cada una de las situaciones anteriores bajo unas “gafas” que al ponértelas te hiciesen sentir confiado, sereno, conocedor de cosas a mejorar en ti y también de aquello que se te da mejor.

Con una autoestima baja, condicionamos las situaciones y experiencias que ocurren a nuestro alrededor, propiciando que ese proceso se perpetúe. No obstante, siempre hay posibilidad de un factor sorpresa, estímulos que pueden surgir súbitamente y que nos hacen responder de manera distinta, dejando nuestra percepción a la baja a un lado y actuando de tal manera que ,de repente, reconocemos un logro en nosotros. Una meta cumplida, algo de lo que alegrarnos y sobre lo que recapacitar, para hacer una autoevaluación más certera y mejorar la autoestima.

Quien piensa que en el siguiente paso va a tropezar, está incrementando la probabilidad de hacerlo. Y claro, quien piensa asiduamente en determinada oportunidad, propicia que acabe sucediendo.  Esto es debido al concepto de “ensayo mental”, que es la visualización de un evento futuro y que crea nuevas cadenas neuronales, por ejemplo se emplea en el ámbito del rendimiento deportivo, visualizando los movimientos de ese salto, carrera o gesto técnico deseado. Es un modo de predisponernos a que algo ocurra, aunque no resulte útil obsesionarse con ello.

 

Quien se relaciona con alguien que tiene baja autoestima, como decíamos, se ve influenciado en función de la naturaleza de la relación y del contexto en el que acontezca. No es lo mismo vivirlo como madre, que como jefe en situación de crisis, que como hijo en paro, compañero de trabajo o como pareja a la que uno quiere conservar a toda costa, ni mucho menos como un absoluto desconocido con el que coincidimos en un viaje. La sensación común es la absorción de gran cantidad de energía por parte de la otra persona, el cómo reaccionamos momentáneamente es complejo de abarcar.

Podemos decir, no obstante, que si la baja autoestima impacta en la relación durante mucho tiempo, las respuestas tenderán a ser disonantes, llegando a mostrar escepticismo, rechazo, agresividad o egocentrismo.

Un efecto asociado a mejorar la autoestima es el de tener relaciones más satisfactorias para todos los que forman parte de ellas. Estar a gusto con alguien, disfrutar relajadamente, atraer y sentirse atraído o sentirse motivado por un compañero, un empleado o un jefe son ejemplos del impacto que puede tener en las relaciones.

 

Según el nivel de estrés de la situación afrontada por una persona con baja autoestima se producirán cambios hacia la mejora o hacia el empeoramiento. Con niveles demasiado bajos de estrés la apatía y la falta de activación podrán conducir hacia estados de pasividad y mayor aislamiento. Por el contrario, niveles demasiado altos de estrés reforzarán la desconfianza en uno mismo y aumentarán la sensación de miedo. Existe pues un nivel de estrés óptimo en el que hallar la motivación, el reto asumible, algo por lo que merezca la pena un poco de esfuerzo y riesgo.

 

Ingredientes básicos para mejorar la autoestima (la tuya y la suya)

Son puntos aplicables tanto por la persona que quiere mejorar la autoestima como por la que quiere ayudar o acompañar a otra, a mejorarla.

01_03Divertirse no cuesta tanto y nos hace sentir sensaciones óptimas para comenzar a mejorar nuestra autoestima y la de los demás. Busca pequeñas actividades que te diviertan y que dependan de ti sin perjudicar tu salud ni la de otros. Sonreír es algo que beneficia tanto al que lo hace como al que lo presencia. ¡Ah! No cuenta seguir haciendo lo mismo que hasta ahora: si nada cambia, nada cambia.

2Fijar pequeños retos, hitos que cuesten algo de esfuerzo pero que sean realizables. Es seguir la consigna de desarrollo próximo, aprendiendo de forma simple y no siempre fácil. Lo cual contribuye a entrenarse a niveles de estrés óptimos, que generen motivación e interés y que a su vez, impliquen aprendizaje con el que poder avanzar en un entorno no controlado.

01_05Establecer un equilibrio, cierto orden en la cotidianeidad. Dicen aquello de que el hábito hace al monje, pues con nuestros cerebros, pasa lo mismo. Diversos estudios indican que un periodo de 3 a 6 meses suele ser suficiente para consolidar cambios en nuestros patrones de conducta y mejorar la autoestima. Por lo que hay que tomárselo con calma y tratar de que haya una continuidad y regularidad. Pautas básicas como dormir entre 7 y 8 horas, levantarse temprano, hacer ejercicio físico con regularidad, comer equilibradamente y dedicarse atención, serán grandes aliados. Levantar la cabeza y emplear el cuerpo al aire libre frente a estar pegado a un móvil o a un ordenador, mucho mejor.

4Tener fe en uno mismo, y en los demás. Confianza, intención en que, tras la tormenta –cualquiera-, siempre viene la calma. ¿Cómo confiar cuando precisamente uno siente desconfianza?

Por naturaleza podemos desear el bienestar propio o ajeno con inmediatez. Prueba a mantener la serenidad ante el llanto, que no pasa nada por llorar. Date y dale tiempo para que las cosas vayan cambiando poco a poco. Tendemos a querer liberarnos de la carga acumulada de ansiedad que provoca el malestar ajeno al tener pequeños avances, y es un camino en el que se suele dar dos pasos y retroceder uno.

La comunicación, expresarnos y escuchar,  nos sirve para no reprimir lo que nos ronda por dentro y a abrirnos a novedades.

Fijar plazos razonados, en los que cumplir pequeñas metas, contribuye a generar compromiso y criterio ante el siguiente paso. De vez en cuando párate a mirar atrás y a valorar el esfuerzo dedicado al camino recorrido. Si te está costando siempre puedes recurrir a un profesional que te ayude a mejorar la autoestima.

01_09Entrénate en Inteligencia Emocional y en liderazgo, aprenderás a mantener un equilibro en hacer y dejar hacer que las cosas vayan a mejor, las tuyas y las de los demás. Los retos forman parte de la vida.

 

 

Más sobre liderazgo, Inteligencia Emocional, Naturaleza y otros temas en este blog, en este link,  síguenos en fbk e inscríbete a nuestra Newsletter para estar al día – introduciendo tu email al pie de la web-.

 

Pablo Lapuente

Fundador/Instructor en LIFE Leadership School (www.lifeleadershipschool.com)

Formador y Coach especializado en Liderazgo, Organizaciones y Relaciones e Inteligencia Emocional

Guía de Montaña y de Piragüismo

Artículo completo publicado en : Cómo mejorar la autoestima: Preparar el camino | LIFE Leadership School

#LIFE a tomar viento #atomarviento | LIFE Leadership School

Queremos darle todo el sentido a #LIFE a tomar viento #atomarviento , para disfrutar de mucha vida. Aquí te lo explicamos brevemente

Vemos a nuestro alrededor, incluso a veces en nosotros mismos, una tendencia a meternos en una rutina fácil, algo cómoda, que nos invita a vivir de un modo aséptico y superficial. Lo sabemos, nos proponemos cambios, lo intentamos duro y a veces, lo conseguimos. Somos privilegiados testigos de la superación de personas a nuestro alrededor que quieren más de la vida, quieren disfrutar del esfuerzo, la aventura y el aprendizaje paso a paso, dando lo mejor de sí mismas y fomentando lo mejor en los demás. En algún momento han dicho –basta- y lo han ido a buscar. Han ido a tomar viento, más literalmente que nunca.

Ese es nuestro mensaje en #LIFE a tomar viento #atomarviento

Para el 2019 te deseamos aventura, naturaleza, aprendizaje, autenticidad, superación y conexión, en resumen: te deseamos MUCHA VIDA

Feliz Navidad

#LIFE a tomar viento #atomarviento

Enlace a Youtube: https://youtu.be/C8YolCTsjH8

 

equipo LIFE

Pablo Lapuente y Toni Abelló
Pablo es Coach/formador y Toni es formador y diseñador de contenidos. Desarrollan habilidades de Inteligencia Emocional y Liderazgo en LIFE Leadership School, desde donde proponen Trekkings formativos a países como Nepal y Perú, Campamentos para adolescentes en los Pirineos y Formaciones para Empresas desde la Escuela de Liderazgo by Edurne Pasaban. También son guías de montaña y de piragüismo (Pablo)

Origen: #LIFE a tomar viento #atomarviento | LIFE Leadership School

La práctica del coaching según Pablo Lapuente Coaching Lleida

Qué es el coaching y algunas de las habilidades fundamentales en la práctica del coaching según Pablo Lapuente Coaching Lleida

Recientemente hemos empezado a impartir un curso de iniciación al Coaching con LIFE Leadership School y uno de los primeros puntos a tratar es saber de qué estamos hablando. Muchos alumnos compartían sus impresiones sobre el coaching desde lo que han visto en la tele, han oído o han leído al respecto. Es un tema trillado y es curioso, que aún así, surja la sorpresa al tratarlo.

No pretendo innovar, tan sólo destacar, algo que comprendí en Canadá cuando empecé a formarme como Coach. No somos expertos en la vida de los demás. No somos la ayuda que necesitan nuestros clientes. No tenemos la clave para que consigan sus propósitos, recuperen su pasión, pongan orden en su vida, mejoren su autoestima o conecten con su vida.

La clave no ha de ser el Coach, la clave –en mi opinión- radica en creer, tener la certeza, de que cada persona es experta en su propia vida. Después está la autogestión necesaria en todo momento para bailar con las distintas habilidades y técnicas asociadas al coaching.

Pero, ¿Qué es el Coaching? Desde que empecé con PL Coaching Lleida, he ido construyendo una definición cada vez más simple: es una manera de comunicarse (relacionarse, -siendo purista-) que se enfoca en la consecución de los cambios que el cliente quiere hacer en su vida –sea en la vertiente que sea-.

pl coaching lleida

Un proceso de coaching efectivo ha de combinar fases de profundizar en la conciencia y otras de impulsar la acción. Desde la curiosidad y la escucha global, pasando por la citada autogestión, hasta la intuición. Esta última habilidad es la que incita al coach “soltarse” de vez en cuando, a evidenciar una señal propia y su interpretación y ponerla en manos del cliente para que sea él el que determine su utilidad o impacto en aquello que se está tratando.

Cuando más determinemos una pauta a seguir a la hora de aplicar coaching, menos efectivo será el proceso. Más bien cuando más conectados estén cliente y coach con su relación de coaching, mayor eficacia hallarán. Son un equipo de trabajo.

Por eso sudo horrores desde mi rol como formador de coaching, liderazgo o inteligencia emocional. No hay una pauta de preguntas que ofrecer a los alumnos, no hay un listado de pasos a realizar en un proceso de coaching más allá de dinámicas muy concretas generalmente asociadas al coaching de relaciones y sistemas organizacionales, equipos o empresas. La pauta que trato de transmitir es revisarse en frío, cuando no se está con el cliente y velar por la autogestión necesaria para bailar entre las habilidades. Por ello una formación sobre coaching ha de fundamentarse en la práctica. Una cosa es hablar de coaching y otra muy distinta es aplicarlo desde la práctica.

El otro día una alumna aportó lo que se había agotado al aplicar la escucha global y la curiosidad en una de sus prácticas. Lo había conseguido, y ese, el agotamiento mental, es un buen indicador de ello. Su aportación nos hizo comprender al resto cómo solemos escuchar, conversar, en nuestras interacciones diarias.

De hecho, sigo aprendiendo, de cada cliente o alumno. De sus perspectivas, acciones, emociones y aportaciones que tienen eco en mi.

¡Conoce experiencias inspiradoras: nuestros cursos y talleres de Inteligencia Emocional y Liderazgo en la Naturaleza!

Pablo Lapuente coachingPablo Lapuente Coaching Lleida

Co-Fundador/Instructor en LIFE Leadership School

Formador y Coach especializado en Liderazgo, Organizaciones y Relaciones e Inteligencia Emocional

Guía de Montaña y de Piragüismo

Viaje de trekking a PERÚ, Ausangate y Machu Picchu | LIFE Leadership School

Viaje de Trekking a Perú LIFE, desarrollando habilidades de liderazgo relacional, nos acerca al contacto real con la tierra, la vida y la cultura de los Andes

Seguir leyendo en mi post: Viaje de trekking a PERÚ, Ausangate y Machu Picchu | LIFE Leadership School

Ponte en marcha | LIFE Leadership School

Ponte en marcha: Claves a tener en cuenta para encajar y guiar las buenas intenciones y propósitos del nuevo año que comienza hacia su consecución

Estas fiestas tienen un especial interés porque conllevan un tremendo potencial de cambio. A pesar de la vorágine de estímulos a los que estamos expuestos, estos días acaban invitando a la reflexión. ¿Quién no ha dedicado como poco unos instantes a plantearse nuevos propósitos para el año próximo?

En base al panorama que nos ha dejado el año que ya se ha ido, a ese regustillo final que queda al despedirse, nos damos la vuelta y encaramos enero con más o menos decisión a mejorar la situación presente. Cuidar la salud, hacer más deporte, trabajar menos, estar más con los nuestros, viajar, apoyar a alguien, impulsar determinados proyectos, dejar de fumar, aprender a tocar un instrumento, hacer un curso sobre un área de interés, ser un poco más feliz.. Surgen las ideas de cambio y  con ellas los nuevos propósitos, al final va a resultar que todos queremos estar mejor.

Ahora vendrán un par de semanas de intenso trabajo, de intensas relaciones, de intensas circunstancias e incluso de intenso tedio y para muchos todo habrá acabado, dejando atrás las buenas intenciones y propósitos para el nuevo año, el siguiente. Es el triunfo de lo cotidiano.

A esperar el deseo tras soplar las velas sobre el pastel, o a que toque la lotería.

Y una mierda. Ponte en marcha.

Ponerte en marcha es moverte hacia donde quieres ir. Es tomarte en serio a ti mism@. Aclarémonos: tal vez conlleve esfuerzo, tal vez no lleguemos exactamente a donde queríamos llegar, pero es absurdo y hasta cierto punto irresponsable dejar en manos de la cotidianidad lo que consideramos importante.

Estas Navidades he escuchado sueños y propósitos maravillosos. Algunos eran más rimbombantes y otros más sencillos, unos más joviales y otros más serenos, algunos los compartía y otros no, pero eso sí, al hablar sobre ellos todos me han transmitido pasión, vitalidad. Entonces, ¿por qué dejar que se diluya en el día a día?

Al fin y al cabo si nada cambia, nada cambia.

Hey, haz la prueba y pregunta a tus allegados. Tener miedo, priorizar el confort, llevar meses bajo estrés, no prestar atención, no tener tiempo para nada, estar más pendiente de afuera que de adentro.. es normal. Humanamente normal. Tanto como soñar.

Un@ puede haber perdido capacidad de tener perspectiva, haber tenido un mal año, estar un poco perdid@. Las dificultades en el camino no entienden de dinero, edad, sexo, ni condición. Forman parte de la aventura. Tanto como los propósitos de mejora para el nuevo año, tan importantes como tú.

¿A qué esperas? Ponte en marcha.

¡Enhorabuena y adelante!

8 CLAVES PARA PLANIFICAR LOS PROPÓSITOS PARA EL NUEVO AÑO

Ahora es momento de planificar, de alinear estrategia y acción en nuestra agenda. Es el primer paso hacia nuestros propósitos, un primer paso y de los más importantes, ponerse en marcha.

Toma nota de aquellas ideas, sobre las que hayas reflexionado estos días, así no se nos escaparán. Aunque algunas aún no estén definidas del todo anota aquello en lo que se sustenten

Explora las emociones en tu interior imaginando cada uno de los propósitos, como si ya lo hubieses conseguido. Determina qué hace tan especial e importante cada propósito. Explora también el impacto que tendría en los demás haberlo conseguido. No estás sól@

Pon foco y establece cual es el orden de prioridades que funciona mejor en ti, ordenando tus propósitos del más al menos importante. Ya sabes el dicho, quien mucho abarca poco aprieta

Define qué necesitas para llevarlos a cabo, cuanto más detallado, mejor. Acepta las dificultades u obstáculos como parte de los propios propósitos y si lo necesitas pide ayuda, la vida es una aventura

Define el tiempo que vas a dedicar a ello, y cuándo. Descompón cada propósito en partes y así podrás asignar fechas de consecución de cada hito. Son las horas de la verdad

No guardes tus sueños en un cajón olvidado, comparte tus planes para vivir mejor con quien quieras, obtendrás nuevas ideas y un sentido del compromiso. Tenlos presentes

Date permiso para fallar de vez en cuando, hasta el final. Te ayudará a ser valiente y creativ@ cuando lo necesites

Más sobre liderazgo, Inteligencia Emocional, Naturaleza y otros temas en este blog,  síguenos en fbk o  suscríbete a nuestra Newsletter –introduciendo tu nombre y email al pie de esta página-.

¡Conoce experiencias inspiradoras: nuestros cursos y talleres de Inteligencia Emocional y Liderazgo en la Naturaleza!

Pablo Lapuente coachingPablo Lapuente

Co-Fundador/Instructor en LIFE Leadership School

Formador y Coach especializado en Liderazgo, Organizaciones y Relaciones e Inteligencia Emocional

Guía de Montaña y de Piragüismo

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Más en: Ponte en marcha | LIFE Leadership School

Resiliencia en Ordesa. Lo que la naturaleza nos enseña | LIFE Leadership School

Entrenar la resiliencia pasando por momentos de relativa dureza, fuera de nuestro área de confort, tras los cuales darse cuenta de lo que somos capaces de superar con planificación, gestión del riesgo, esfuerzo, conciencia, aceptación, creatividad y adaptación. Regalos que pudimos encontrar en Ordesa en una ruta de otoño

Sigue leyendo en: Resiliencia en Ordesa. Lo que la naturaleza nos enseña | LIFE Leadership School

Afrontar los retos en equipo. Lo que la naturaleza nos enseña | LIFE Leadership School

Afrontar los retos: Riesgos y toma de decisiones, dinámicas de roles, factor social, atención, procesos de cambio de motivación, de la necesidad de controlar a la capacidad de gestionar… travesía por los Valles de Llauset, Vallibierna y Angliós.

La planificación la habíamos realizado concienzudamente: factor humano, factor terreno e itinerario y factor condiciones. Teníamos identificados los puntos clave, los recursos, las alternativas y los tiempos de paso. También que con amenaza de mal tiempo no afrontaríamos el tramo de 500 metros de cresta por encima de los 3000 metros de altura con pasos de I y II-. La previsión meteorológica (meteo) indicaba posibilidad de tormentas justo cuando preveíamos estar dejando atrás la cota 3000 y además estaba muy variable, podía cambiar fácilmente mientras estuviésemos allí arriba.

La prevención de riesgos y toma de decisiones ha de ser un proceso constante, no apegado a decisiones tomadas con anterioridad o a expectativas que condicionen la seguridad o cualquier otra “norma” –o valor- de referencia.

Seguir leyendo: Afrontar los retos en equipo. Lo que la naturaleza nos enseña | LIFE Leadership School

Confianza I Lo que la naturaleza nos enseña | LIFE Leadership School

Claves para comprender la mecánica de la confianza y de su desarrollo. Eso nos dejó la travesía mixta en kayak de mar y a pie por el GR92 entre l’Ametlla de Mar y el Perelló. Además de disfrutar de las consecuencias derivadas de la misma, en confianza.

De vuelta a casa ya relajado, alegre y satisfecho pensaba acerca de lo que la experiencia nos había enseñado esta vez. Una travesía mixta de ida en kayak y de vuelta a pie que dejaba tras su paso huellas sobre la confianza y el modo en que podemos desarrollarla. ¿Qué implica la confianza? ¿Dónde podemos aplicarla?

Unas condiciones propicias facilitan la generación de confianza, si no más vale esperar

Iniciarse en el kayak de mar implica meterse en un medio ajeno, el agua, que además está sujeto al viento, al oleaje, las corrientes y en este caso a la orografía costera. Implica hacerlo a bordo de un artefacto flotante con una pala doble como herramienta para desplazarnos o compensar las fuerzas a las que estemos sujetos. Inciden pues muchas variables a la vez, y en la iniciación ninguna suele estar bajo nuestro dominio. Por ello tuvimos la oportunidad de afrontar la travesía en unas condiciones idóneas: el mar estaba como un plato, el sol brillaba y corría una suave brisa fresca de sureste. La planificación logística había funcionado según lo previsto e íbamos bien de tiempo.

confianzai

Normalmente en esos momentos iniciales surgen muchas preguntas. En función del tipo de perfil a algunas personas les importan más aspectos relacionados con la seguridad, a otras aspectos sociales –con quién, qué se espera de mi-, a otras aspectos puramente técnicos –cómo hay que hacerlo- y a otras aspectos contextuales –cuánto durará, qué veremos-.

Hacer partícipes a los demás, preguntar, plantear cómo quieren vivir la experiencia y exponerse a las respuestas de los demás nos acerca a todos al trabajo en equipo

Si bien es útil y efectivo resolver esas dudas, también lo es el impulsar el comienzo de la actividad. Generalmente nos cuesta afrontar nuevos retos, sentimos nervios, incertidumbre o miedo por lo que si quien nos está coordinando en ese momento infunde confianza, nos dejaremos llevar. Nos habremos metido en el kayak y estaremos sintiendo la novedad, con ganas de consolidar aquello que justo empezamos a aprender.

Además, cada vez estoy más convencido de que el sistema tradicional de enseñanza basado en la clase magistral es poco efectivo si no se combina con la práctica vivencial. En esos primeros momentos dar más de 5 instrucciones es –en la mayoría de los casos- información que va a saco roto. Sin embargo, hacer partícipes a los demás, preguntar, plantear cómo quieren vivir la experiencia y exponerse a las respuestas de los demás nos acerca a todos al trabajo en equipo.

Piernas flexionadas con las rodillas en las paredes del kayak, lumbares bien apoyadas en el respaldo, espalda recta en ligera torsión a ambos lados cada vez que un lado de la pala acaricia el agua para impulsar el kayak, con el brazo opuesto estirado a la altura de nuestros ojos. Una y otra vez, viendo como la cuchara de la pala apunta hacia atrás como un retrovisor.

travesíaDCIM100MEDIA

Con el paso de las sensaciones uno tiende a desensibilizarse hasta mecanizar la cadena de movimientos que se está realizando. Tenemos la impresión de empezar a dominar nuestra progresión aunque objetivamente se esté lejos de ese punto, como cuando uno lleva un año de carnet de conducir y se confía. Ahora bien, cuando aprendemos en grupo, cuando miramos a los demás, entonces tenemos la oportunidad de ver las diferencias y cuestionarnos, o la tentación de cuestionar. La confianza necesita ponerse a prueba para consolidarse.

La confianza necesita ponerse a prueba para consolidarse

Como es normal cuando se forma un grupo grande para ir de travesía, los había que ya querían abrir camino y los que a duras penas conseguían seguir el ya trazado. Aún así no nos costó mucho tiempo agruparnos y empezar a levantar la cabeza, la confianza del grupo –entonces- creció, dando paso a la humildad y a las preguntas para perfeccionar la progresión.

Las vistas eran espectaculares en este sector tan poco concurrido y bien preservado de la costa catalana, entre L’Ametlla de Mar y El Perelló. Acantilados y calas se sucedían en un día en que el agua –tan transparente- permitía avistar los prados de posidonia, bailando al son del mar, ahí al fondo. El sol cálido y jovial que arropa a quien madruga nos acompañaba al frente cuando llegamos a la antesala del Cap de l’Àliga. Era el momento de dar un paso más, pasando por los recovecos que definen conjuntamente la costa y las rocas que la salpican, descubriendo cuevas, explorando.

Los retos, dentro de nuestra zona de desarrollo próximo, refuerzan la confianza

La novedad puede ser un estímulo a la par atractivo como disuasorio. De ahí que los retos, dentro de nuestra zona de desarrollo próximo, refuercen la confianza. Para ello es necesaria una evaluación certera sobre en qué punto se está y cuánto más se puede abarcar como próximo paso a dar. Resulta útil preguntarse ¿qué es lo peor que puede pasar? Imaginar posibilidades y métodos paliativos del daño posible. Tratar de conocer el impacto que sobre uno mismo o sobre los demás puede tener una mala experiencia. El extremo negativo es la generación de un trauma. El positivo, el subidón de superar retos y el cultivo de la resiliencia. Para el padre o madre, profesor o instructor –como en este caso- es necesario confiar para cultivar la confianza.

DCIM100MEDIADCIM100MEDIA DCIM100MEDIADCIM100MEDIA DCIM100MEDIADCIM100MEDIA

Cada uno escogió cuándo dar ese paso, y todos lo acabaron dando, dejándonos una sensación de manada aún mayor. La confianza relacional surgió ahí y dio paso a una tarde divertida y distendida en la que, además, exploramos el fondo del mar. La cena dio paso a la revisión del día, a una agradable conversación plagada de anécdotas y al merecido descanso para preparar la ruta a pie del día siguiente por el GR92 en rumbo suroeste. La travesía en kayak de mar había dejado buen sabor de boca.

Es necesario confiar para cultivar la confianza

Anticipar información o facilitarla cuando ésta es requerida es un buen comienzo para transmitir confianza. Permite la adaptación paulatina a lo que está por venir. Así empezamos este tramo de la travesía a pie por el mítico GR92, el sendero de gran recorrido, extensión del E10 europeo proveniente de Finlandia, que une Portbou con Tarifa.

DCIM100MEDIADCIM100MEDIA

Paso a paso por el accidentado sendero fuimos de cala en cala, reconociendo parte de la fauna y flora local, sobre suelos conglomerados, calcáreos o arcillosos. Desde esta nueva perspectiva pronto descubrimos al fondo el Far del Fangar, en el brazo norte del Delta de l’Ebre. El Pi blanc (P. Alepensis), el palmito, lentisco y el romero caracterizaron la masa vegetal y los rastros de “hormiga león”, conejo, zorro y jabalí dirigieron nuestras miradas a unas extrañas excavaciones lineales a lo largo del margen costero, vestigios de la Guerra Civil. Como en muchos otros municipios la zona se preparó para un desembarco del bando nacional desde Mallorca , sobre todo a partir de 1937, construyendo trincheras, galerías y fortificaciones donde ubicar baterías de tiro y nidos de ametralladoras, como los que pudimos observar bien de cerca en el Cap de l’Àliga.

Anticipar información o facilitarla cuando ésta es requerida es un buen comienzo para transmitir confianza

DCIM100MEDIA

Los retos del día anterior nos habían predispuesto ahora a la curiosidad por saber más de nosotros y de nuestro entorno. La confianza daba sus frutos y el clima de exploración llevó a Pere a mostrarnos el interior de una trinchera bien conservada. Después disfrutamos de nuevo del mar, dándonos un refrescante baño en la privilegiada Cala de l’Illot. Y de ahí a la Cala de Santa Llúcia, en El Perellò Mar, donde nos esperó una paella en el chiringuito de la misma playa. El modo de dirigirnos los unos con los otros había cambiado, además ya de vuelta a Lleida aún paramos de nuevo con la excusa de poner combustible a “tomar algo” y consolidar vínculos con aquellos con los que uno ha compartido aventuras.

En definitiva, aquella noche –ya en casa- pensé acerca de la confianza, de cómo transmitirla y sobre todo de cómo sentirla en uno mismo, pues todos habíamos mostrado esfuerzo y avances en cuanto ello, aún así faltaban más ingredientes, habría que esperar a la próxima aventura para seguir aprendiendo.

 

Más sobre liderazgo, Inteligencia Emocional, Naturaleza y otros temas en este blog,  síguenos en fbk o  suscríbete a nuestra Newsletter –introduciendo tu nombre y email al pie de esta página-.

¡Conoce experiencias inspiradoras: nuestros cursos y talleres de Inteligencia Emocional y Liderazgo en la Naturaleza!

Pablo Lapuente coachingPablo Lapuente

Co-Fundador/Instructor en LIFE Leadership School

Formador y Coach especializado en Liderazgo, Organizaciones y Relaciones e Inteligencia Emocional

Guía de Montaña y de Piragüismo
Origen: Confianza I Lo que la naturaleza nos enseña | LIFE Leadership School

Por qué lo hacemos. Montsent de Pallars. Lo que la naturaleza nos enseña | LIFE Leadership School

El ritmo que llevamos, los ritos que celebramos, las cumbres que tratamos de ascender, el impacto emocional que intercambiamos, los paisajes abrumadores, la fauna y flora salvaje, los momentos de reflexión y cierre o la sensación de gratitud son sólo algunos motivos de por qué lo hacemos. Montsent de Pallars. Lo que la naturaleza nos enseña

Cuando todo va bien, todo va bien. O al menos esa es la impresión que me llevé de una jornada en la que el sol nos sorprendió ya despiertos, con el propósito compartido de ascender el Montsent de Pallars (2.883m), en la escondida y tímida Vall Fosca.  Y es que madrugar suele jugar a favor de quien lleva el tiempo justo, ver salir el sol es un estímulo simple y  a la vez potente, sobre todo para quien ha dormido lo suficiente.

En la reunión de la mañana, antes de partir, Montse nos deleitó con su ya tradicional café. Es uno de esos ritos que van acompañados de  connotaciones como el servicio, la predisposición, el compartir algo. Los ritos, como –en nuestra cultura- el de dar la mano, la “cañita” después de un día de trabajo o de una buena montaña, bendecir la mesa (en algunos credos), gestos intencionados antes de competir para algunos deportistas, tienen el poder de generar un clima, un ambiente intencionado. El de nuestro termo de café aportó predisposición, alineación, equipo. Tras él abordamos los primeros pasos en sombra desde el embalse de Sallente (1.774) hacia el camí de Pigolo…

Seguir leyendo artículo completo: Por qué lo hacemos. Montsent de Pallars. La naturaleza nos enseña | LIFE Leadership School

B-Travel: Análisis práctico sobre Liderazgo e Inteligencia Emocional | LIFE Leadership School

Si eres emprendedor/a, trabajas en un equipo o de cara al público probablemente te sientas identificad@: Revisamos nuestro paso por B-Travel, la Feria Internacional de Turismo de BCN: Un análisis práctico sobre Liderazgo e Inteligencia Emocional con ejemplos de aplicación en el día a día

Leer artículo completo: B-Travel: Análisis práctico sobre Liderazgo e Inteligencia Emocional | LIFE Leadership School